aml

random thoughts on architecture history theory and criticism

laberintos y retículas

estos ultimos meses he estado pensando en la relación entre la arquitectura y la escritura, inicialmente por un curso que decidi no tomar, porque no abordaba el tema de la manera que me interesa. hace pocos dias, lo volvi a pensar con la confluencia de este excelente post de enrique que usa la estructura de una parábola a la vez como forma y contenido del ensayo, y una referencia en mi inbox a borges, que me hizo pensar en como sus mejores laberintos son por supuesto no los que usan el laberinto como tema, sino como estructura o forma. y siguiendo la dicotomía de nietzsche, tafuri, y levi-strauss, me puse a pensar en laberintos y retículas [apolonio y dionisio, laberinto y esfera, bricoleur e ingeniero].

y es que muchas veces cuando disenamos algo (un edificio o un ensayo) seguimos la ruta de un laberinto. creemos comenzar por el principio y de pronto nos damos cuenta que estamos perdidos en alguna parte por la mitad… y comenzamos a caminar, para adelante y para atrás, y nos encontramos con corredores sin salida, y con otros que desembocan en sitios inesperados, muchas veces encontrados antes, y otras veces en lugares desconocidos que a la vez queremos explorar pero tememos nos resulten universos enteramente diferentes en donde podemos perdernos sin poder regresar al punto de origen. a veces los dejamos para otros proyectos. pensamos: este será otro ensayo.

creo que por eso los arquitectos, o para ser mas precisa, algunos arquitectos, nos obsesionamos con los libros, y con ciertos escritores laberínticos como borges, benjamin, kundera, murakami, caillois. bueno, listo los míos. obviamente en la estructura del laberinto hay algo de surrealismo, pero no quisiera entrar en ese tema (ese universo), porque lo que me interesa es la parte espacial de la escritura, y la parte narrativa de la arquitectura. tal vez por eso tambien me gustan mucho las peliculas que juegan con la estructura del tiempo (cuando daba clases, torturaba a mis alumnos pidiendoles que hagan un proyecto con la estructura espacial de run lola run, memento, lucia y el sexo, cidade de deus, y otras. por supuesto era una tortura divertida).

este pensamiento laberíntico también se ve en la obsesión de muchos arquitectos por la ciudad, que es después de todo nuestro laberinto diario, si lo dejamos serlo, y para un arquitecto una manera de ver como se puede perder el control, cuando el proyecto deja ver sus limitaciones y otras intervenciones cambian el contexto. luego vienen los que quieren dominarlo todo, como le corbusier o hilberseimer, y acabar con el laberinto para crear la ciudad como módulo repetitivo. aunque despues de todo en la repetición implacable esta el laberinto más confuso de todos.

porque otras veces la actividad de producir es más parecida a una retícula, pero la retícula no es necesariamente la repeticion de lo mismo. si nos enfocamos en los espacios de la retícula, como la manzana de una ciudad, entonces podemos pensar que en cada espacio de repetición infinita existe la posibilidad de algo totalmente diferente. ahi está también la biblioteca de babel de borges, que es una retícula infinita que alberga diferencias. o la rayuela de cortázar, en donde el libro se convierte en un laberinto de células o capítulos que se pueden leer en el orden que uno quiera. de igual manera pensaba koolhaas en su rascacielos en manhattan, en donde un ordenamiento bastante prosaico es activado por el ascensor, y cada piso se convierte en un universo diferente que puede ser ordenado de cualquier manera dependiendo de cómo decidimos el orden de nuestras paradas. entre koolhaas y cortázar la metáfora entre escritura y arquitectura regresa al comienzo.

entonces en el modelo cortázar/koolhaas la variabilidad viene del contenido de cada célula y de la intervención del visitante en decidir el orden de las paradas del ascensor, o la lectura de los capítulos. en el modelo del laberinto, en cambio, nos toca decidir por qué camino seguimos y si vale la pena dar la vuelta o investigar otro rumbo. quizás podríamos decir que el laberinto se enfoca en el camino, y la retícula depende del contenido de las células. en el diagrama lineal de nuestra estructura, en el laberinto pensamos más el trazo de nuestra pluma, mientras que en la retícula lo importante es lo que queda entre líneas…pero es peligroso pensar así, porque andamos muy cerca del collage de colin rowe, y tal vez el peligro de pensar en laberintos y retículas está en reducir todo a la dicotomía que es tan traicionera. después de todo, hay laberintos que son retículas y retículas que son laberintos, hay líneas que se convierten en espacios y espacios que se colapsan en líneas. lo más divertido de crear una dicotomía está justamente en destruírla.

Advertisements

Filed under: ., borges, cities, labyrinths,

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

i tweet here

Error: Twitter did not respond. Please wait a few minutes and refresh this page.

%d bloggers like this: